viernes, 13 de noviembre de 2009

Subaru en el Dakar 2010: Los pasos para transformar a una bella en una bestia





Un año demoraron los preparadores argentinos de Barattero Motorsport en convertir un suave y familiar Subaru Forester en un monstruo preparado para devorarse el Dakar. El BaraTEC Forester Raid T1, que debutará oficialmente el próximo 1 de enero, representa el primer involucramiento de la marca nipona en el rally off-road.

Con bombos y platillos fue presentado esta semana en Buenos Aires el nuevo BaraTEC Forester Raid T1, el primer intento de la marca japonesa Subaru por ingresar al mundo del rally cross-country. El modelo debutará en el próximo Rally Dakar, que se disputará entre el 1 y 17 de enero en Argentina y Chile, y será conducido por los pilotos Gabriel Pozzo (Argentina) y Yoshiu Ikemachi (Japón).

El desarrollo se realizó en conjunto por Indumotora, el importador de la marca en ambos países, lubricantes Elaion de YPF y los preparadores cordobeses Fabián y Mario Barattero. El costo del proyecto es de aproximadamente US$ 1,8 millón, la mitad responde al desarrollo realizado en el vehículo por Barattero Motorsport, y el resto fue aportado por ambas compañías, tanto para partes y repuestos, como para cubrir los gastos que demanda la competencia.

El modelo en cuestión es un Subaru Forester, aunque en realidad poco queda del excepcional modelo familiar que obtuviera el premio al SUV del año 2009 en EE.UU., otorgado por la revista Motor Trend. Quizás por ello la marca promocionó el evento como el paso de la bella (la Forester) a la bestia (la máquina de carrera).

De la bella sólo queda el casco, que por cierto, fue cortado por detrás de los asientos, pelado de cables y pintura, reforzado con soldadura y un chasis tubular, y agrandado entre los ejes y entre las ruedas.

Para hacerse una idea de los cambios, el nuevo Raid T1 mide 370 mm menos que el Forester de calle (4.190 mm), pero tiene 285 mm más de batalla; creció 195 mm en el ancho (200 mm en ambas trochas) y 180 mm en altura (1.880 mm), de los cuales 320 mm están debajo del piso. Con esto, dice Mario Barattero, "el auto está mejor puesto sobre la ruta y es más estable en velocidad".

Parte de la carrocería también es de la Forester, como las puertas laterales y el portalón, pero a partir de ahí surge la bestia en toda su magnitud, partiendo por planchas completas de fibra de carbono que se utilizaron para reducir el peso hasta los 1.750 kilos reglamentarios.

Barattero le añadió toda su experiencia ganada en años que lleva desarrollando Subaru Impreza del Grupo N de rally. El corazón de la bestia es el conocido bloque de cuatro cilindros bóxer turboalimentado del STI, con dos litros, 300 caballos y 570 Nm de torque máximo.

Este bloque está gestionado con una electrónica Motec y está asociado a una caja mecánica de cinco velocidades, con un kit de engranajes para incorporar un mando secuencial. El sistema de tracción es el de la Forester, simétrico en las cuadro ruedas, salvo porque agrega el mismo diferencial central con bloqueo del Impreza de rally, y autobloqueantes mecánicos en los diferenciales delantero, central y trasero.

La suspensión fue desarrollada por Barattero, es multibrazo con dos amortiguadores, refuerzos en los montantes y un máximo de recorrido de 225 mm. La gracia, dice Barattero, "es que mantuvimos el sistema simétrico de Subaru, al repetir los mismos componentes en cada una de las ruedas. Usamos la misma suspensión, los mismos discos de frenos (ventilados de 295 mm), los mismos cálipers (AP de aluminio), la misma tracción y los mismos neumáticos (235/85 R16). Hicimos todo sencillo", comenta.

El motor del Forester estará lubricado por Elaion Competición, un aceite que YPF utiliza en todas las competencias deportivas en las que participa como sponsor, y que brinda la máxima performance en las peores condiciones posibles. El auto agrega un tanque de combustible agrandado a 480 litros, suficiente para recorrer 960 kilómetros a toda velocidad.

A la fecha, el Forester Raid T1 ha realizado tres mil kilómetros de pruebas y le esperan otros 3.000 adicionales antes de que largue el Dakar. La idea, dicen, es encontrar la confiabilidad necesaria para enfrentar el máximo desafío mundial.

¿Y por qué un Forester? Edgardo Rodríguez, gerente general de Subaru, dice que los propios hermanos Barattero pidieron este modelo, pero, además, "el Forester se ha caracterizado por su robustez y durabilidad, y es el modelo para correr el Dakar", finaliza.